×
Red Internacional
La Izquierda Diario

El 22 de febrero el gobierno de Kicillof convocó a los gremios estatales para realizar la primera reunión por la paritaria 2021. Los gremios se sentaron a “escuchar los criterios para la discusión salarial” que les propuso el gobierno sin haber realizado ni una consulta previa a las bases.

Lorena TimkoSecretaria general ATE – Desarrollo de la Comunidad|@LorenaTimko

Miércoles 24 de febrero | 20:28
Foto: ATE PBA

En la gacetilla publicada por ATE PBA plantean que como criterio “se estableció la posibilidad de acordar una paritaria anual con aumentos trimestrales en los meses de marzo, junio y septiembre, con apertura y revisión en noviembre.” A esto le sigue una serie de “objetivos” a contemplar: no perder con la inflación y “empezar” a recuperar el poder adquisitivo perdido con Vidal.

Cabe recordar que la paritaria 2020 cerro en enero del corriente año, también a espalda de los trabajadores, y por lo menos 2 puntos debajo de la inflación.

La política del gobierno está clara, el ajuste a tono de las negociaciones con el FMI vendrá nuevamente a través de salarios de miseria para los estatales y deplorables condiciones de trabajo, como lo vemos en la cantidad de escuelas, pero también de organismos, servicios territoriales, casas del niño que no pueden retomar la presencialidad porque no se invirtió un peso durante 2020 en infraestructura ni en atacar los problemas que se acarrean desde hace años.

Mientras empodera con equipamiento, mejoras salariales y todo tipo de arengas a la maldita bonaerense a horas que esa misma policía reprimía a las amigas de Úrsula que se movilizaban a la comisaria de Rojas a exigir justicia ante un nuevo femicidio.

Además, ATE se empecina en discutir un Convenio Colectivo de Trabajo mientras vemos en cantidad de sectores una reforma laboral de hecho con pérdida de conquistas. Como ya lo hemos planteado es muy peligroso y mucho más si lo que se hace es exigir al gobierno que presente una propuesta en lugar de discutir una entre los trabajadores junto al plan de lucha para imponerla.

Por un sindicato independiente de nuestra patronal para luchar contra el ajuste

Vemos por la página de ATE que una parte del CDP recibió la vacuna para el Covid, ¡ya nada les debería impedir salir a luchar! Aunque sabemos que este no fue el motivo.
En 2020 la adaptación e integración de la conducción Verde Anusate de ATE al gobierno provincial fue creciendo a la par que las condiciones de vida y trabajo de los estatales empeoraban.

Su oficialismo los llevo a desmovilizar en un año muy difícil, con los trabajadores de la salud en la primera línea resistiendo casi en soledad sin ni una sola medida de fuerza por parte de nuestro gremio, así como a firmar paritarias por primera vez en muchos años, cubriendo la política de miseria y ajuste de Kicillof.

Podés leer: De la mano de Alberto Fernández el salario mínimo cayó en la indigencia

Este 2021 tenemos que retomar las calles como lo venimos haciendo desde la izquierda y sectores en lucha y organizarnos para recuperar las juntas internas, seccionales y sindicatos como herramientas democráticas para la lucha, independientes del gobierno, el Estado y los patrones.
Debemos desarrollar asambleas de base virtuales y presenciales en todos los sectores de trabajo, discutir con qué programa nos vamos a sentar en la paritaria y un plan de lucha para lograrlo.

No podemos permitir que se negocie nada a nuestras espaldas. Tenemos que votar delegados paritarios que, a las reuniones con el gobierno, nuestra patronal, vayan con mandato. El sindicato debe poner toda su energía en instancias como plenarios y asambleas provinciales que permitan poner en común lo discutido en cada una de las asambleas de base y así desatar toda nuestra fuerza.

Necesitamos un aumento salarial que nos permita dejar de ser pobres hasta alcanzar la canasta familiar y la cláusula gatillo para no perder poder compra contra la inflación, en un año en el que todos los pronósticos están muy lejos de la proyectada por el gobierno en el presupuesto.

Hay que discutir las condiciones de trabajo, terminar con toda forma de precarización laboral en el Estado y defender nuestra obra social, IOMA, y el IPS.
Para esto tenemos que organizar nuestra disposición a luchar y hacerlo en unidad con docentes, trabajadores de la salud, los trabajadores del Astillero, judiciales junto a las miles de familias que se organizan por trabajo y tierra para vivir, contra el gatillo fácil y toda forma de represión estatal, por #NiUnaMenos y justicia por Úrsula y por todas! Impulsando organismos de debate y acción colectiva para enfrentar el ajuste.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias