Sociedad

NOVEDAD

El doctor Hugo Trovant publicó su libro sobre los crímenes sanitarios de Aluar

Los beneficios de “Aluar Brea: Exposición riesgosa” serán destinados al Hospital Subzonal Andrés Isola de Puerto Madryn.

Sábado 9 de enero | 14:10

Con mucho interés en Puerto Madryn se recibió la publicación del libro Aluar Brea: Exposición riesgosa, del doctor Hugo Trovant. Aluar es la empresa de aluminio más grande de Sudamérica y la que tiene los mejores sueldos del sector privado de la ciudad. Pero no es una empresa limpia, aunque de afuera se vea reluciente.

Pasó casi una década desde las denuncias públicas del doctor Hugo Trovant hacia diversos jefes y directivos de Aluar, las que motivaron a que un fiscal opere de oficio y catalogue la causa como “abandono de personas”. El caso había hecho tambalear los cimientos de la comunidad y en el banquillo de acusados estaban los mismos dueños de la empresa, quienes no suelen ser vistos por los madrynenses.

¿Qué había sucedido? Estudios médicos realizados en el año 2009 a pedido de Trovant mostraron que trabajadores de distintas áreas que tenían relación con la brea, contenían valores muy altos de exposición a hidrocarburos policíclicos aromáticos. El personal jerárquico evitó comunicar a los empleados durante más de 30 años que trabajaban con cancerígenos. Quien escribió este libro no aceptó el chantaje ofrecido por la empresa para guardar silencio y fue despedido a dos años de su jubilación.

¿Cómo concluyó el juicio? No importó que estudios independientes demostraran que 284 empleados estaba expuestos a valores altos de estas sustancias cancerígenas, ni que quedara demostrado el encubrimiento por parte de los directivos. El final es de manual. El fiscal en menos de un año cerró la causa, absolvió a todos y la prensa se encargó de desprestigiar al médico ante la comunidad.

Pero la palabra “cáncer”, después de esos años, dejó de ser neutral en la ciudad. “Estamos tan expuestos a tantas cosas que pudo haber sido cualquier cosa” es otra de las frases que ya generan desconfianza en Puerto Madryn.

Así que, empujado por amigos y gente de la comunidad, Hugo Trovant vuelve a tratar de espabilar a quienes ven a Aluar como el ejemplo de una empresa seria.

No sólo se trata de su denuncia. Desde el nacimiento de esta fábrica de aluminio el grupo empresarial tiene mucho por ocultar, comenzando con la estafa de su adjudicación por parte de Lanusse, pasando por la contaminación de fluoruros con sus cubas abiertas o las denuncias por prácticas monopólicas.

Nuestra ciudad y, sobre todo, sus trabajadores merecen más que un libro para poder hacer una buena caracterización de los Madanes y su gente, del entramado entre la empresa, las instituciones que esperamos que nos protejan y los medios de comunicación locales que reciben su pauta mensual.

El libro se puede adquirir en las librerías de la ciudad de Madryn o por Mercado Libre y todos los beneficios son para el Hospital Subzonal Andrés Isola de Puerto Madryn.







Temas relacionados

Aluar   /    Cáncer   /    Puerto Madryn   /    Ecología y ambiente   /    Chubut   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO